miércoles, 11 de junio de 2014

Sabor español en Shanghái: Pika Pika

   Hoy haré un pequeño desvío en mi particular anecdotario de aventuras para hablar de uno de los restaurantes que más me gustan de Shanghái: Pika Pika.

   Estando en China, una de las cosas que se echan más de menos al ser español es la comida, entre la tortilla de patatas, gazpacho, un buen solomillo o simplemente un bocadillo. Todo esto en España es la mar de fácil de preparar y/o conseguir, en cualquier supermercado, pero cuando vives en China, se convierte en una auténtica locura, primero porque son productos que escasean aquí y segundo porque valen un ojo de la cara cuando los encuentras.

Apetece, ¿no?
   Es por ello, que para mí este restaurante es especial, puesto que su base es la cocina española, llevada un punto más allá. Es un lugar que no debéis dejar de visitar si amáis la cocina patria o simplemente si deseáis comida "de la buena". Una de sus características que los hacen diferentes son sus "pintxos", que suelen ir cambiando, por lo que si venís más de una vez jamás encontraréis los mismos, cosa que se agradece.

Pintxo de jamón con tomate
Pintxo de tortilla
   Entrando en la materia de la comida propiamente dicha, podemos disfrutar de un menú bastante variado y completito, que va desde entrantes como la ensalada Pika Pika, pulpo a la gallega, parrillada de pescado y marisco,unas gambitas al ajillo, patatas bravas, el pan con tomate que jamás falta en la mesa cuando nos reunimos los amigos para cenar allí y por supuesto la PAELLA, que se merece mayúsculas porque está para chuparse los dedos dos y tres veces sin compasión.

Paellaca Marinera
   Además, cada semana , Óscar y Sergio, los artistas de la cocina que hay en Pika Pika, preparan algún plato especial, lo que se traduce en cochinillo al horno, Gazpacho andaluz, canelón vegetariano y un largo etcétera que os encandilará desde el primer bocado. He de decir que hacía tiempo que no rebañaba tanto un plato como con la salsa de las almejas que me he metido hoy entre pecho y espalda. Aparte de ello, no hay problema para los vegetarianos, puesto que tienen comida fuera de carta especial para vegetarianos. En cuanto a los vinos, tienen un amplio surtido de vinos con nombres como Señorío de Cuzcurrita, Abadía de Acon Joven...Y por supuesto algo que no puede faltar es la cerveza, Mahou en este caso y la Sangría, tan famosa fuera de nuestras fronteras que en este lugar es algo que no podéis pasar por alto.

Almejas con salsa de tomate y ajito
   Como ya he mencionado, Óscar y Sergio, un extremeño y un malagueño, son quienes por las vicisitudes de la vida se vinieron a China a encargarse de los fogones de este reducto español muy cerquita de Jing'An Temple, uno de los centros neurálgicos de Shanghai. Mientras los fogones son propiedad de los sureños, la sala está comandada por una catalana mas salá que to las cosas, Laia, que se encarga de mantener el orden en el restaurante, aconsejar vinos, sacarte una sonrisa...Vamos, una todoterreno. Ellos tres forman la base del restaurante, que se torna un lugar idóneo para quedar con los amiguetes.

Gazpacho andaluz y croquetas de marisco
   La ambientación destila España por todos lados, puesto que entre vinos, abanicos, flamencas, la música, la comida, hay veces que ocurre, como me pasó a mí el día de la inauguración, se te olvida que estés en China, hasta que te das cuenta de que la calle a la que sales es West Nanjing Road, y no San Jacinto, Las Ramblas o Gran Vía, porque sino, estás en España 100%. Y eso se nota en una de las cosas que hasta que vine a este sitio a comer no me había dado cuenta de todo lo que lo había echado de menos. Estar sentado en una barra, o tomarte algo con los amigos alrededor de una barra, sí, esa en la que pones tus pies mientras apoyas el codo para hablar con el amigo que te acompaña. Esa sensación la recuperé aquí, y es algo que tengo que agradecerles a estos chicos.

Pika Pika
   Poco más he de decir de este lugar que te transporta a España al entrar por la puerta, puesto que por mucho que escriba es algo que debéis probar si vivís o estais de paso por Shanghai, porque no os arrepentiréis si me hacéis caso. Ademas, es un lugar fácil de encontrar, dado que se halla cerca de Jing'An Temple, en la mismísima West Najing Road, nº1788, salida 1 de la Línea 2 del metro, la verde, si esa que va de aeropuerto a aeropuerto. ¡No os podréis quejar de lo fácil que os lo pongo!. No lo dudéis más y ¡dadle un gustazo a vuestras papilas gustativas!

PD: Por cierto, se me olvidó comentar sobre el CHULETÓN DE BUEY, que aún no he catado, pero pronto, pronto caerá. 


  

Follow by Email